Cristián Lara: «Vengo a aportar al trabajo dirigencial desde lo que observé como asociado»

Dirigentes ANFDGAC participan activamente del Congreso ITF en Singapur
20 octubre, 2018
Miguel Rojas: “Volver a ser dirigente representa un particular desafío”
9 noviembre, 2018
Show all

Cristián Lara: «Vengo a aportar al trabajo dirigencial desde lo que observé como asociado»

El 27 de septiembre pasado concluyeron las elecciones nacionales que definieron a la nueva Directiva Nacional ANFDGAC para el período 2018-2020. De los siete dirigentes, cinco fueron reelectos y dos de ellos se integraron por primera vez a este espacio sindical. Entrevistamos a quienes hoy arriban a la Directiva Nacional por primera vez, Cristián Lara y Miguel Rojas, para conocer su mirada y sus proyecciones para el período sindical que viene.

por Área de Comunicaciones. 

¿Cómo ha sido su trayectoria aeronáutica?

Cristián: Llevo 23 años en la institución. Entré a estudiar electricidad aeroportuaria, al poco tiempo proseguí estudios, y saqué ingeniería civil industrial. Y, actualmente, poseo el título de administrador de aeropuertos también.

¿Cuál es su perspectiva de la institución desde la óptica sindical?

Cristián: Bueno, conozco la institución hace tiempo, la conozco desde los trabajos más  humildes, desde la gente que es auxiliar o de aquella que trabaja en labores de apoyo y también conozco esta institución desde quienes se desempeñan en trabajo de dirección.  Y desde esa mirada, he advertido que la institución tiene una orgánica muy poco flexible, preocupándose, estrictamente, de dar cumplimiento a la misión y a la función que tiene la DGAC, dejando de lado el cuidado de los trabajadores. Es, precisamente, ahí donde nosotros podemos ver mucha debilidad al respecto. Donde el Departamento de Recursos Humanos realiza esfuerzos, pero la misma estructura, la institución le ha impedido avanzar de la misma manera en esta materia, siendo eso una oportunidad de nosotros como dirigentes para venir a aportar en estas mejoras.

¿Y estas mejoras serían?

Cristián: Trabajar en ambientes laborales seguros, en la equidad de género, en los buenos tratos laborales, en las buenas prácticas laborales. Asegurarnos que haya un buen ambiente de trabajo y que no haya maltrato ni de forma horizontal, es decir, ni desde los pares; ni de forma vertical desde las jefaturas y colaboradores, y la institución, claramente, debe modernizarse para alcanzar estos desafíos; lo cual no implica solo cumplir la misión como bien lo hace la DGAC. Hay que tener en claro que  son otros tiempos, que el mundo ha ido cambiando y tenemos que adecuarnos a los nuevos desafíos porque los trabajadores se han ido empoderando.

¿Cree que eso es observado por la totalidad de las/los trabajadores y al mismo tiempo por la DGAC?

Cristián: Debo destacar que los trabajadores son un poco reacios a las manifestaciones sindicales.

¿Cuál es su hipótesis al respecto, porque se produce ese imposibilidad de manifestarse plenamente?

Cristián: Por el propio origen de la Dirección General de Aeronáutica de estar ligado a un tema castrense. No obstante, es trabajo nuestro seguir cambiando ese concepto que es cerrado y nosotros estamos para ello, para estar cerca de la gente y llevarlos a ellos a una mejor condición laboral.

¿Su experiencia sindical hasta ahora en qué ha consistido?

Cristián: Estoy dentro de la Directiva Metropolitana y la presido desde agosto de este año, y en la Directiva Nacional desde una semana y media atrás. Y mi aporte sindical ha sido, estrictamente, como socio activo.

Lo cual es muy trascendental y muchas veces pareciera olvidarse que participar como socia/o activo es una forma muy importante de accionar desde la política sindical.

Cristián: Coincido. Yo desde que llegué a la institución me asocié porque es importante que todos los trabajadores estemos unidos, ojalá en una sola organización representativa de todos los intereses: fuerte y única. Y desde esa vereda siempre participé de las actividades que tenía la asociación. Siempre me motivó el componente social, entonces,  eso me llevaba a integrar estas actividades y motivar a la gente a que también participara sin tener fuero, sin tener nada. Yo pescaba el megáfono y los incitaba a que fuéramos al paro porque no íbamos a perder a ninguno y esto había que sacarlo adelante. Y apoyar y motivar para que la gente perdiera el miedo de manifestarse. Eso lo hice sin ser dirigente, sin tener cobertura de fuero, solamente, con la convicción de que era lo correcto y así azucé a mis compañeros y salimos en masa a unirnos al paro.

Definitivamente, el paro del 2015 dentro de su trayectoria sindical de socio activo fue muy relevante.

Cristián: Es que fue relevante para la institución, había miedo de la gente a manifestarse y en ese escenario era lo que había que hacer: manifestar unión, convicción, de todos los participantes de que lo que estábamos peleando era un derecho que era nuestro, y que no era nada negativo. Manifestarlo a viva voz, a la opinión pública y al país, pero previo a eso, yo he participado permanentemente de reuniones, de asambleas y como le decía, a título personal, los componentes sociales siempre me han motivado y veía en estas acciones la posibilidad de ayudar al resto. Si alguien tenía un problema, veíamos la forma de tratar de ayudarlo o lo atendíamos en la casa, pero ese tipo de momentos son la base para que luego se genere un dirigente. La conciencia social, la solidaridad, estar preocupado de tu par es lo que te motiva finalmente para ser dirigente.  

Ese camino de socio activo lo llevó a ser hoy dirigente de la nacional y de la metropolitana.

Cristián: A la Regional Metropolitana sin hacer campaña alguna, e inscribiéndome en un momento de corto plazo, antes de que empezará la campaña. Estimo yo que fue producto de la cercanía que tengo con los muchachos, la cercanía que tengo con las personas que ejecutan las labores más simples y humildes de la institución hasta quienes están en las altas esferas de la DGAC, creo que esa transversalidad me permitió posesionarme como presidente, para sorpresa mía, con la primera mayoría en la Regional Metropolitana.

Dentro de los principales temas a trabajar en la Directiva Nacional en el período 2018 a 2020, ¿cuáles son los puntos que considera más importantes?

Cristián: Yo tengo claro que no vengo a cambiar la asociación, yo vengo a aportar al trabajo dirigencial de la Nacional desde lo que observé como asociado y es dentro de esos ejes de trabajo donde pretendo ser un aporte. He estado estudiando mucho lo que es la equidad de género, lo que son las buenas prácticas laborales y lo que es el desarrollo de estrategias para materializar la carrera funcionaria tan anhelada por cada uno de nuestros asociados.

¿Y sobre el tema de la demanda previsional?

Cristián: Tengo la confianza de que haciendo una buena presentación por parte del equipo jurídico, la demanda va a ser acogida por la Comisión Interamericana y vamos a llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos siendo favorable para nuestros intereses. Es tan así que hace un año y medio hablando con abogados nacionales ellos vaticinaron que este iba a hacer el escenario, un año y medio casi dos años después empecé a conversarle a mis pares y a mi gente sobre esto. Siempre les dije “nos va a ir bien en la justicia, mal en el Congreso, hay que ir a afuera y cuando estemos afuera esto lo vamos a ganar”. Porque la Corte Interamericana se respeta y estamos peleando por un derecho fundamental a la justicia y a la pensión digna, que el mismo estado chileno lo ha vulnerado.  

Otro gran tema de la ANFDGAC, es la carrera funcionaria. Sobre esto, ¿cómo ve el escenario?

Cristián: Es un anhelo dentro de toda la administración pública. La carrera de larguísimo aliento la componen varios elementos como son: el ingreso a la institución, la capacitación, la evolución del desempeño, las mismas plantas en los distintos estamentos. No obstante, es de tan largo aliento que pasa de un gobierno a otro. Entonces, creo que lo que necesitamos en este momento es poblar las plantas con lo que tenemos. Los cupos que están disponibles, llenarlos y posteriormente iniciar un proceso de ampliación de las mismas para ir paso a paso a hacer una solución macro en este momento. Hay que ir  peldaño a peldaño. Granito a granito, dicen, un zorzal se comió un viñedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *