José Pérez Debelli habla sobre su candidatura a la presidencia de la ANEF 2018- 2021: “Hay que apelar por un modelo de sindicalismo con una visión sociopolítica”

Revisa la documentación enviada y recibida por la ANFDGAC
26 noviembre, 2018
Directorio Nacional informa de avance en materias acordadas en Consejo de Presidentes 2018
30 noviembre, 2018
Show all

José Pérez Debelli habla sobre su candidatura a la presidencia de la ANEF 2018- 2021: “Hay que apelar por un modelo de sindicalismo con una visión sociopolítica”

Por Área de Comunicaciones.

¿Hace cuánto participa de ANEF como dirigente?

Yo fui invitado por el ex presidente de la ANEF, Raúl de la Puente, el año 2005 a participar en el proceso electoral de ese año donde me permitió entrar en una lista que encabezaba él.  En ese período quedé electo dentro de los tres dirigentes y dirigentas de esa época. Y la primera responsabilidad sindical que asumí fue la Secretaria Técnica de Jóvenes, porque aunque cueste creerlo en el directorio de esa época en relación al promedio de edad de entonces, los que teníamos menos de 40 años éramos una compañera Vicepresidenta y yo. Entonces me tocó la responsabilidad de asumir esa cartera sindical que además debutaba en la ANEF. Así fue como empecé a hacer trabajo sindical asociado a cómo hacer levantamiento en términos de promover la participación de los jóvenes. Y con gente que estaba ahí y en distintas regiones desde las asociaciones, llegamos a construir una base de datos de 157 jóvenes dirigentes hombres y mujeres que son los cuadros que hoy día están en muchas partes. Y después de eso me he presentado a la reelección de la ANEF y he asumido distintas responsabilidades. Conozco bien la ANEF por dentro, he sido Vicepresidente de Comunicaciones, Vicepresidente de Organización, Vicepresidente de Regiones y Vicepresidente de Formación Sindical y hoy día, mi última responsabilidad es que asumí como Secretario Regional de la ANEF. Así que he tenido estas responsabilidades en el marco de la Confederación más grande del país siempre asumiendo que este es un trabajo, que implica responsabilidades, indistintamente, de mi rol sindical aeronáutico, que también he sentido el apoyo de nuestros funcionarios y funcionarias, y con el equipo de trabajo también hemos liderado en paralelo estas labores, por lo tanto, mi vida gira en torno a esto.

¿Podría especificar cómo es su trabajo sindical?

Tengo una jornada. Me levantó temprano y las jornadas son más extensas que lo habitual, pero esto es sin quejarse, siempre lo he dicho y el que se queja no se presenta. Y aquí el que se involucra en esta pega lo tiene que asumir con responsabilidad, con integración del equipo de trabajo y con apoyos de profesionales externos. Porque sin apoyos de profesionales externos nos quedamos solamente de brazos cruzados. Mirándonos el ombligo. Y yo creo que hoy día, hay que avanzar en aquello. Hoy en día nos encontramos en un nuevo proceso electoral que se hace cada dos años, sin embargo, el año pasado logramos una modificación a la ley de asociaciones que permite por primera vez reconocer a los consejos regionales en el territorio en su calidad, con fuero sindical por primera vez.

¿Cuál es el diagnóstico que hace respecto de la ANEF hoy? ¿Qué le falta, en qué acierta, hacia donde debiera dirigirse?

Creo que, siendo incluso dirigente de la ANEF Regional, hay que volver a retomar la construcción de los programas, el diálogo, las comunicaciones desde las bases tiene que ser ascendente, porque uno tiene que recoger desde la estructura, desde la base de las asociaciones. H      ay que apelar por un modelo de sindicalismo, como siempre lo hemos señalado, con una visión sociopolítica porque tenemos una razón de ser, porque nos eligen para luchar por los funcionarios y funcionarias públicas, porque estamos insertos en la sociedad, en Chile, y tenemos que generar lazos de vinculaciones y volver a retomar relaciones con las organizaciones sociales, con todo el espectro,  siempre poniendo a disposición a la Confederación más grande del país para rearmar el tejido social. Lo cual nos ayuda a tener responsabilidad frente a cosas que pasan hoy día por nuestras narices. A veces llegamos tarde y como ANEF tenemos que volver a anticiparnos, tenemos que retomar esta formación sindical permanente. El que llega a ser primera vez dirigente sindical parte de una formación inicial, el que tiene cierto tiempo, tiene formación intermedia y los que estamos ya más consolidados entre comillas tenemos que volver a refrescarnos y eso tiene que ser  a nivel de formación más profunda, pero de actualización para una formación sistemática en el tiempo. Y, por supuesto, que también tenemos que retomar esa capacidad de integrarnos entre todos y todas a las distintas miradas porque la construcción de dirigentes y dirigentas no son polos opuestos hay que sincerar quien quiere trabajar, las resoluciones que se dan en el seno de la Confederación, indistintamente, de si yo milito o no milito, porque a veces la crítica aparece, pero las resoluciones son en la autonomía y en la libertad sindical, y eso hay que cuidarlo siempre.

Usted va por la lista Unidos por una nueva ANEF. Dentro de los planteamientos que proyecta esta lista,  está el énfasis en la mirada inclusiva ¿de qué manera se direcciona hacia allá el proyecto?

Nosotros en esta oportunidad invitamos a participar de este proyecto, de reencantarnos y reencantar en esta nueva ANEF, poniéndonos a disposición de las estructuras que nos eligen. Ahí están muchas mujeres, tenemos más de 10 compañeras, que son líderes en sus organizaciones sindicales, que tienen una experiencia reconocida y hay personas de nuevos liderazgos que también nos permitirán darnos cuenta de que esa mirada no solamente tiene que ser declarativa, hay personas que tienen también una edad distinta a los que encabezamos hoy la lista, por lo tanto, hay una mirada más fresca de la juventud, juventud relativa, pero hay una juventud que está 5, 10 años en el servicio público y también en el trabajo sindical un par de años, también eso nos va dando fuerza para poder incorporar aquellos aspectos que señalamos desde un ámbito sociopolítico: que pasa con el medio ambiente, que pasa con las organizaciones sociales, con los pueblos originarios, con las entidades culturales, con las diversidades sexuales, etc. También eso nos va abriendo el espectro y el cerebro y la mirada para poder decir que la ANEF también tiene que estar atenta a los cambios de la transformación de la sociedad.

Dentro de los conflictos que hoy están atravesando los trabajadores, ¿cuáles son los que más releva y a los cuáles se les  dará continuidad dentro de su proyecto ANEF?

Mira, el empleo es un eje central porque en el Estado tenemos este déficit histórico que no hemos abordado como ANEF. Las condiciones precarias contractuales están a la vista, las personas de la condición a contrata, que según el estatuto, es anual, porque se va renovando cada año, entonces cuando asumen gobiernos de distinta opción política, se confunden, pensando que somos los trabajadores y trabajadoras el botín del proceso electoral, por tanto, disponen de nuestro empleo y así hoy día estamos viviendo y estamos golpeados por casi 3 mil despidos este año 2018, son 10 mil familias y mil personas con su trayectoria, con sus oficios y sus talentos, que han sido despedidos, arbitrariamente, e incluso en el aprendizaje hemos dado una pelea en la justicia que hemos podido revertir situaciones, pero no con todos. Entonces eso es central para nosotros de cómo seguir empujando, de cómo diseñamos un empleo decente para los funcionarios y funcionarias del Estado, de este concepto universal que está acuñado en la OIT, sin duda, hace sentido para la empresa privada también para los funcionarios del Estado. Porque también tenemos nosotros que responder a políticas públicas y otro capítulo tiene que ver también con el rol de las asociaciones del trabajo sindical, de poder también ver que quienes somos electos dirigentes y dirigentas no lo miramos como un favor sino que tiene que ser parte de nuestras convicciones más profundas, se puede hacer un buen trabajo para también fortalecer la representación formal en los tres niveles de movilidad: que es que la ANEF se relaciona con el jefe o ministerio de turno, con los gobiernos de turno y con la mesa del sector público integrando las 15 confederaciones de distintos pensamientos y distintas realidades, peleando por el reajuste y por otros componentes, que también apuntan a mejorar la calidad de vida, de los hombres y mujeres que trabajamos en el Estado. Esos son los dos ejes principales más otras cosas internas de la ANEF, que implican modernizar algunos elementos, sacarles más provecho a las comunicaciones, a las redes sociales, pero no como concepto solamente mediático sino que también estructurado en una visión distinta. Que tengamos una política comunicacional sindical y entidad propia, que el día de mañana tengamos nuestro canal de televisión gratis, de radiodifusión, un cuarto piso donde tengamos acceso a una sala multimedia para tener reuniones virtuales con distintos espacios a nivel territorial, en definitiva, tener una manera de ejercer nuestro trabajo de la mejor forma en el mundo en el que estamos viviendo.

¿Porque es importante que la gente participe de esta votación?

Yo creo que es importante porque eso le da también consistencia a como tú te paras frente a la contraparte. Hoy en día en nuestra Confederación son casi 80 mil personas las que están afiliadas y el voto es universal, es decir, cada socio/a de cada asociación tiene derecho a elegir, a marcar trece preferencias, por tanto, eso implica que más socios y socias de las propias asociaciones participen en el ANEF y eso también consolida un proyecto interesante de saber que estamos vigentes como Confederación, que tenemos que volver a reencantar a nuestros socios y socias para que en esta oportunidad vuelvan a participar de la votación, pero no para participar para elegir a uno o más, sino que participar por un proyecto que signifique que nos tengamos que hacer responsables, como hemos dicho en distintas instancias, nosotros queremos una ANEF más integral, renovada y con fortalecimiento en el trabajo sociopolítico, pero eso tiene que hacerle sentido a la persona que vota. Para nosotros es fundamental que todos y todas participen porque eso genera también identidad. No es lo mismo que de los 80 mil voten, 10 mil que sería un poco frustrante, por eso, es que la invitación es que ocupen sus preferencias, es un voto universal, un socio y socia tiene la posibilidad de votar por 13 opciones. Somos 4 listas y, por lo tanto, en este caso queremos que nos apoyen en esta lista, próximamente, va a salir la letra y los números correlativos, y por supuesto esperamos que nos apoyen. Porque el Presidente de la ANEF o la Presidenta de la ANEF va a asumir siempre y cuando sea el más o la más votada de la lista y ese binomio es fundamental para llevar adelante un programa de trabajo que hoy en día es urgente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *