Entrevista: habla Héctor Rodríguez, abogado de la ANFDGAC, sobre la demanda en materia previsional

ANFDGAC presenta segunda demanda civil en materia previsional
20 octubre, 2016
URGENTE: SOBRE PARO DE LA ANEF, ATENCIÓN AERONÁUTICOS
15 noviembre, 2016
Show all

Entrevista: habla Héctor Rodríguez, abogado de la ANFDGAC, sobre la demanda en materia previsional

 

abogado

por Área de Comunicaciones

Repasemos la historia de la primera demanda de la ANFDGAC. ¿Cuándo y cómo se originó?

El 2012 nosotros representando a 1.335 funcionarios de la DGAC presentamos una demanda solicitando que les correspondía a los funcionarios de la DGAC el sistema previsional de las Fuerzas Armadas, Capredena, situación que no estaba ocurriendo hasta la fecha de la demanda. Esa demanda se tramitó en tribunales de primera instancia hasta principios de este año con un fallo adverso. El Tribunal de Primera Instancia rechazó la demanda y avaló los argumentos del Consejo de Defensa del Estado y, posteriormente, hace ya algunos meses la Corte de Apelaciones revocó dicho fallo y estableció que sí les correspondía el sistema previsional de las Fuerzas Armadas a los funcionarios de la DGAC.  Desde esa oportunidad, nosotros estamos esperando que la Corte Suprema- conociendo el recurso de casación que presentó el Consejo de Defensa del Estado- resuelva si, efectivamente, les corresponde ese sistema previsional o no.

¿Por qué el fallo de la Corte de Apelaciones fue un fallo histórico?

Tiene algunas características este fallo. Primero es un fallo que afecta a muchas personas y eso lo hace una demanda particular. En ese sentido, deja sin efecto todos los dictámenes de Contraloría respecto de interpretaciones distintas. También en el otro sentido este fallo traspasa a un grupo de gente de una capitalización individual a un sistema solidario de reparto y, por lo tanto, eso lo hace claramente histórico, ya que incrementa, sustancialmente,  la incorporación a Capredena. Y, por otro lado, según información hecha por el mismo Poder Ejecutivo es que implica un incremento en costos significativo.

Ahora durante este proceso hubo una arremetida de la Contraloría de la República que durante principios de septiembre presentó un escrito en la Corte de Apelaciones de Santiago con el que buscó anular el fallo que ordenó sacar a los aeronáuticos del sistema de las AFPs. ¿Cómo lees tú esa jugada?

Contraloría no es parte de este juicio. Contraloría no ha sido demandado y no ha comparecido en este juicio desde sus inicios hasta el fallo favorable para nosotros de la Corte de Apelaciones de Santiago. Contraloría necesitó anular todo lo que se había tramitado, es decir, plantear que se volviera a discutir y a tramitar todo esto en los tribunales de primera instancia. La Corte de Apelaciones rechazó las pretensiones de Contraloría y hoy Contraloría ha reeditado su escrito a la Corte Suprema y estamos esperando la respuesta de la Corte sobre este punto.

Después de esta primera demanda hubo gente de la Aeronáutica que quiso sumarse a una segunda demanda. ¿Cuál fue el acercamiento que tuvo esa gente hacia ti?

La Asociación me comentó que existía un número no menor de personas que estaban interesadas en demandar la misma situación, según planteamiento, y esa demanda ya se encuentra presentada y está ad portas de ser notificada por los 844 funcionarios solicitando, básicamente, lo mismo que se solicitó la primera vez.

¿Y cuáles son los tiempos que se barajan, entendiendo que los tiempos judiciales son indeterminados?

Los tiempos son indeterminados, pero esta es una demanda donde hay camino recorrido. En especial el fallo de la Corte de Apelaciones es un fallo positivo. Lo más probable es que esto se replique en una segunda demanda y pueda ser más breve. Es difícil determinar los plazos, pero nosotros podríamos anticipar que estaríamos alrededor de dos años con esta tramitación.

Sobre la respuesta de la Corte Suprema, ¿existe alguna claridad en los plazos?

La Corte Suprema no tiene plazos, reitero, pero estadísticamente, uno debiera pensar que la próxima semana tendríamos un fallo tanto en la admisibilidad del recurso de casación como respecto de la solicitud de Contraloría.

Después de haber seguido este proceso de cerca, ¿cómo crees que estará el panorama en materia de resoluciones?

Yo creo que la solicitud de Contraloría debería ser rechazada. Obviamente, no podemos tener garantías de eso lo ve la Corte Suprema, pero las ilegalidades del escrito son bastante notorias y yo creo que la Corte Suprema debiera percatarse de ello. Sobre el recurso de casación, el Consejo de Defensa del Estado sigue manteniendo la misma tesis que ha sostenido desde el inicio, que ya ha sido rechazado por la Corte de Apelaciones, el recurso de casación es bastante más restringido sobre las posibilidades que ellos tienen. Tanto del punto de vista procesal nos encontramos en una situación que podría augurar un buen resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *